Arte + Ciencia

 In Arte, Artes Visuales

Dentro de las corrientes del arte actual, el campo emergente del bioarte incluye como una de sus principales propuestas la manipulación e intervención de organismos vivos, la cual se lleva a cabo ya sea desde la biogenética en los laboratorios, hasta las mutilaciones y transformaciones del cuerpo humano mismo. Plantas, animales y humanos se han convertido en la “materia prima” de la creación estética.

¿Qué quiere decir crear? ¿Cuáles son los límites de la creación? ¿Cuál es el sentido de crear, cuáles son sus parámetros y objetivos? ¿Cuál es el concepto de vida que corresponde a estas prácticas artísticas? ¿La fusión creadora de arte y ciencia rebasa los límites utilitarios y comerciales con los que a veces es constreñida la tecnología y la tecnociencia?
La fusión de arte y ciencia en la manipulación e intervención de organismos vivos, como en el caso del bioarte, es un fenómeno que disloca los saberes, discursos y conceptos tradicionales, y que obliga, por tanto, a repensarlos y reconfigurarlos.
En términos ontológicos, conceptos clave como vida, cuerpo y libertad son resquebrajados pues ya no pueden ser tomados como el punto último de identidad o individualidad. Se requiere una nueva fenomenología del cuerpo, que dé cuenta de su manipulación hecha con fines que no son médicos, ni tampoco religiosos, ni configuran identidades grupales y difícilmente pueden ser considerados como culturales (como las perforaciones o los tatuajes). Además, la intervención directa de la ciencia hace que se trate de un fenómeno distinto al que antropológicamente puede ser estudiado a lo largo de la historia de la humanidad.
En términos estéticos, el mismo concepto de arte se ve una vez más dislocado. ¿Cuál es la frontera que divide el arte del no-arte? ¿Cuál es la relación del arte con el “espíritu de una época”? ¿Es esto la muerte del arte, la aparición de creaciones que lindan con lo ética y políticamente incorrecto y que arropan bajo el prestigio de la institución del arte? La estética necesita un marco teórico que le permita pensar y hacer frente al desafío, sin disolver la categoría de arte, sin convertirla tampoco en una categoría histórico-descriptiva que sólo dé cuenta de los sucesos acontecidos.
La bioética está también interpelada en estos fenómenos, ¿qué responsabilidad hay en el cruce de arte y ciencia cuando intervienen y manipulan organismos vivos? ¿Cuál es el límite? ¿Éticamente, en qué se diferencia la manipulación transgénica de cultivos con la manipulación genética del conejo fluorescente del artista Kac?
En suma, la emergencia del bioarte es probablemente un punto climático de la cultura occidental, de la posmodernidad y del nihilismo que obliga a replantear las teorías y a cuestionar el modo en que estamos construyendo los espacios-tiempos en los que existimos.

Recommended Posts
Contactanos

No estamos conectados en todo momento. Pero puedes enviar un correo electrónico y nos pondremos en contacto, lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: